Las buenas historias llevan su tiempo. Pertenecer a ellas es construirlas. Ser su semilla. La mano que siembra. El tiempo se lee en los libros, la biblioteca del universo. La cultura es cultivo, ¿cuál es tu tierra? ¿Qué música escuchas?, ¿Qué vientos danzas?,¿Qué flores limpian tu mirada? ¿En dónde está el último manantial que te quitó la sed?, ¿Y el último bosque en que te encontraste amando, sí, bajo las estrellas? ¿El último bosque aquí en la tierra? ¿A quién sigues?....

Cet article provient du blog Yo habito un mundo que me habita. Retrouvez également son article La música de los árboles a través del tiempo (cuento inédito) et ....
Lire la suite sur le blog ›