Todo lo que crecía, requería de mucho tiempo para crecer. Y todo lo que desaparecía necesitaba largo tiempo para ser olvidado. Todo lo que había existido dejaba huellas tras de sí y entonces se vivía de los recuerdos, como ahora se vive de la capacidad de olvidar rápida y decididamente"..-JosephRoth, La marcha de Radetzky

Cet article provient du blog Yo habito un mundo que me habita. Retrouvez également son article La soledad no se encuentra, se hace. La soledad... et ....
Lire la suite sur le blog ›